Opera. Cuidado con las ‘ventajas’

No me termina de convencer Opera mini (para el móvil) porque una de las cosas que creo que hace es cargar las páginas a través de sus servidores y adaptarlas al móvil: tiene la ventaja de que las páginas se ven mejor y cargan más rápido pero el inconveniente obvio de que el tráfico pasa por sus servidores, que no siempre es lo que a uno le apetece más.

Relacionado con eso leía el otro día Opera 10 Beta “Turbo Experience”… no, gracias donde Manuel Benet nos cuenta como Opera ‘grande’ también tiene la posibilidad de ofrecer esa ‘ventaja’:

No entro a valorar el beneficio de la tecnología; si funciona bien, mal, es útil o no. Lo que de verdad me molesta (quizá sea demasiado quisquilloso, no lo sé) es que no se indique, de manera clara y cristalina como el agua, que cuando utilizas esta tecnología Opera dispone de acceso a todo el tráfico que intercambies con el servidor web; lo considero casi un atentado contra mi privacidad y la de cualquier persona que decida utilizar el navegador; ¿a qué viene tanto secretismo? Me inclinaría a pensar que indicarlo claramente haría que muchos usuarios no utilizasen dicha “ventaja” de Opera, pero tampoco quiero ser mal pensado, y sin embargo…

De cualquier modo, a estas alturas mi recomendación debería estar clara… ¿no?